Subir

Resultados 1 al 7 de 7

Tema: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

  1. #1
    Avatar de patronun
    Fecha de ingreso
    July-2016
    Ubicación
    Cove
    Clan
    Tamers Legacy
    Facción
    Corsario
    Nacimiento
    Serpent´s Hold
    Edad
    22
    Mensajes
    264
    Reputacion: 31
    Poder de reputación
    6

    Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Cansado, entre jarras de cervezas y con una barra de pan, descansaba después de una dura jornada de doma. Preocupado, meditaba sobre la necesidad de un dragón que le facilitara sus cacerías, así que se dirigió al banco de Britain y solicitó poder detallar su riqueza.

    Desengañado, contó doscientas monedas de oro y cincuenta de plata. Aún con esperanza, ofreció toda su fortuna a un mercader de la zona por un huevo de dragón blanco, aunque el comerciante carcajeó. Frustrado, se preguntó: "Cómo hoy he podido domesticar a un ardiente caballo que lanzaba bolas de fuego y no logro amaestrar una pequeña cría de wyrm?"

    Cabalgó hacia su casa y cayó rendido en la cama. Reflexionando en su alcoba sobre cómo podía domar una de ellas quedó dormido a causa de su embriaguez.

    Un esclarecedor sueño reveló la manera. Tomó su corcel y emprendió su evidente aventura. Atravesando el templo de medusa hacia las tierras perdidas, sufrió una ceguera total y se desplomó. Se levantó a la hora y logró recomponerse, pero había olvidado la impecable fórmula.

    ¿Cuál fue su genial idea? ¿Conseguirá recordarla?


    Depende de vosotros.


    [OffRol]


    Este evento está pensado para que los nuevos jugadores tengan una mejor acogida, pero podéis participar todxs. (Y os lo agradecería)

    La solución del evento está clara. ¿Cuál fue el sueño? ¿Cómo se doma una cría de wyrm? La resolución es totalmente abierta. Podéis seguir el relato, algo relacionado con este dentro del mismo juego, hacer un vídeo... Libertad absoluta.

    El premio será tres huevos de wyrm repartidos entre los tres mejores participantes. Además, el tercero recibirá un equipo eclipse con túnica oscura y capa de magia, y al segundo se le concederá el derecho de subir las habilidades resistencia mágica y magia a 100, concediéndose al mismo regentes, macro y lugar para ello. También a el primero se le subirá una reputación de elfos oscuros a un nivel ya bastante útil.

    Si alguno de los que participen no tiene casa, por el mero hecho de intentarlo obtendrán una.

    Se valorará la creatividad, el ingenio y por supuesto el humor. Cualquiera que quiera ser juez puede hablarme. Contacta por foro o discord: eL Niño GueY#1804


    Estos serán publicados el lunes 10 de febrero. ¡Mucha suerte y gracias de antemano por apoyar el evento!
    Última edición por patronun; 01-Feb-2020 a las 11:03
    " DISEE.. pacooo... eL NiÑo GueY brinda por ustedes..

  2. #2
    Avatar de patronun
    Fecha de ingreso
    July-2016
    Ubicación
    Cove
    Clan
    Tamers Legacy
    Facción
    Corsario
    Nacimiento
    Serpent´s Hold
    Edad
    22
    Mensajes
    264
    Reputacion: 31
    Poder de reputación
    6

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Alguno que otro me ha preguntado hasta cuándo se puede postear la resolución. Ya que se darán los ganadores el lunes 10 de febrero, será posible hacerlo hasta ese mismo día a las 18h. Por la noche por aquí mismo anunciaré los premiados. ¡Gracias por el apoyo!
    " DISEE.. pacooo... eL NiÑo GueY brinda por ustedes..

  3. #3

    Fecha de ingreso
    February-2020
    Clan
    Sin Clan
    Facción
    Alianza
    Nacimiento
    Haven
    Mensajes
    5
    Reputacion: 10
    Poder de reputación
    0

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    participo
    Última edición por karmaa; 01-Feb-2020 a las 18:32 Razón: participo

  4. #4

    Fecha de ingreso
    February-2020
    Clan
    Sin Clan
    Facción
    Alianza
    Nacimiento
    Haven
    Mensajes
    5
    Reputacion: 10
    Poder de reputación
    0

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Despues de varios días de incertidumbre y de recomerse la cabeza tras el duro golpe recibido el domador empezo a recordar su nombre el era Domier hijo de Dommyu Bishop el gran domador de britain y de la gran domadora y barda Encarna y su hermano el NIGROMANTE LUKE.
    Mientras el iva recuperando memoria y tras largos días caminando se encontro con un guerrero con un aspecto tenebroso, Domier cansado y desholado cogió su baston, con un poco de miedo y disponiendose para una posible lucha en la que pocas posibilidades de ganar tendría el domador contra ese guerrero, se escucho la voz de ese guerrero, hola Domier,¿ como vas? Domier un poco confuso se preguntaba ¿quien es este guerrero?, tras un breve silencio el guerrero le dijó Domier ¿ estas bien? te veo confundido soy SHOK tu amigo. Domi como lo llamaban su amigos le contesto no se SHOK no recuerdo muy bien las cosas me di un golpe en la cabeza y me esta costando recuperar la memoria. a lo que su gran amigo le dijo no hay problema yo te ayudaré.
    Viajaron a casa de El Niño Guey un gran sanador, que tras dos días de cuidados hizo a Domi recuperar sus fuerzas y sus heridas. El sanador y Sabiondo de Cove ( EL Niño Guey ) le explico como poder domar ese Wyrm que tanto deseaba y junto a SHOK partieron a su aventura.
    Dos semanas trabajando su habilidad de doma y mejorando su magia. SHOK le compro unos intrumentos para que tocará grandes melodías y poder pacificar a esas grandes bestias, para que su magia y su habilidad de doma fuese mas efectiva tras largos meses de entrenamiento Domi decidió visistar a su padre Bishop para pedirle consejo. Viajaron a Vesper y tras dos días en la casa donde se crió apareció su padre al cual le pregunto.Papa,¿ cómo puedo domar un Wyrm? su padre riendose le dijo hijo te falta mucho para poder llegar a dominar a esa bestia es peligrosa e indomable, pero si te sirve de ayuda te diré: toma mi montura y viaja a Minoc, espera en el banco, alli un hombre te contactará le daras el Wargo y el te dará un objeto que te ayudará a domar a ese Wyrm. Domi cogió la montura de Dommyu y pensó que lobo mas feo no se para que quiero esta montura, pero bueno me la llevaré.
    tras dos días de espera aparecio ERMAKI con un baston enorme y brillando en su mano se dirigió a Domier y le dijo: Saludos, Domi te traigo EL CAYADO que me pidió tu padre pero necesito ese wargo. le pregunte que es el cayado y me dijo el objeto que todo Gran Domador necesita. tras cambiar la montura por el objeto partió en busca de esa increible criatura recorriendo ciudades y grandes bosque y enfrentandose con numerosos peligros, llegó el día de la verdad donde se encontró con dicha criatura tan esperada y que lo tenía tan ansioso un Wyrn.
    Tras 6 horas de lucha y de poner en practicas su habilidades que entrenó con su amigo SHOK como la Doma, la Magia, el Conocimiento animal,Encantar etc.... y con su gran bastón el cual llaman EL CAYADO consguió domar su ansioso Wyrm y así empezo su gran aventura como Domier EL DOMADOR INDOMABLE.

  5. #5
    Avatar de Waris Ahluwalia
    Fecha de ingreso
    August-2019
    Clan
    Sin Clan
    Facción
    Neutral
    Nacimiento
    Haven
    Mensajes
    11
    Reputacion: 10
    Poder de reputación
    0

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Se levantó a la hora y logró recomponerse, pero había olvidado la impecable fórmula. Sacó unas migajas de pan de semillas de ginseng de su mochila y bebió abundante agua de su bota, la cual, más tarde, vació sobre su cabeza para despabilarse. La resaca no tuvo la más mínima piedad con él las siguientes horas. Decidió pasear por aquella inhóspita tierra con la esperanza de recordar qué razón lo dirigió allí. Caminó, como diría en su día Antonius Machadus de Moonglow; anduvo, como diría el viejo Lerumar; andó, como diría la inplócrita Ana. Atravesó el desierto Ophidian con tal resaca que llegó a creer que algún nigromante lo seguía escondido entre las ardientes rocas, casteándole mil maldiciones de la edad por minuto.

    Cayó la noche. Un oscuro manto estrellado se cernió sobre su cabeza y una infinita calma lo invadió en el momento en que llegó al primero de los meandros del río Khaldun. Se sentó a la orilla del río. Parecía como si los últimos rayos de luz hubiesen condonado sus largas horas de resaca y pudo apreciar la preciosidad de la escena. Enseguida su vista se acostumbró a la oscuridad. Una pequeña manada de Mustang salvajes dormía al otro lado del río, los grillos chirriaban adornando la banda sonora de una noche que se completaba con el desafinado cantar agudo de los mithanieles.

    -¿Y ahora qué? - se dijo.

    De pronto los grillos callaron y el agua del río dejó de ser la fiel fotografía de la bóveda celeste que había sido hasta el momento para convertirse en una fuente de burbujas y chorros acompañados de un estruendoso rugido. Comenzó a correr en sentido contrario a la orilla rezando por no ser alcanzado por los tentáculos de tan tamaña criatura.

    -¡Me cago en Drunk! – blasfemó.

    Corrió descalzo sin importarle la progresiva dureza del suelo que pisaba hasta que uno de los tentáculos consiguió apresarlo a la altura del tobillo. Gritó mientras era arrastrado lentamente al oscuro río Khaldun. Entonces, entre todos los rugidos de la criatura distinguió un rugido de muy diferente timbre acompañado de un fuerte temblor en el suelo. Dejó de ser arrastrado. Pronto vio que otra sombra en la oscuridad luchaba con su acuático raptor y que conseguía amedrentarlo hasta devolverlo a las profundidades. No tuvo tiempo de exhalar el aire que había estado conteniendo durante los últimos minutos en tanto que esta segunda criatura se aproximó hasta él. Pudo distinguir la figura y facciones de un feroz oso.

    -Kachopo ¡vaaaaisss!

    Una especie de pastor ebrio equipado con un arco llamó al oso, que instantáneamente obedeció a su orden. El pastor levantó al chico, aunque en el intento cayó de morros contra el suelo. De su carcaj cayeron un montón de botellas de cerveza. Algunas se rompieron. Al ver el carcaj vacío, el pastor exclamó:

    - ¡Vaya! ¡Algún brujo ha transformado mis flechas en cervezas! - esbozando una sonrisa de complicidad que enseguida se tornó seria al ver la cara de pánico que este sostenía- Me llamo Kogorzo.

    Ambos se presentaron y el chico le contó con todo detalle sus cavilaciones acerca de los wyrm, razón por la cual había llegado hasta allí.

    - Mira, chico, no sé de qué carallo me estás hablando, pero te aseguro que Kachopo se baja a cualquier wyrm de esos de los que me hablas de tres bocaos.

    - Pero... dicen que son de las criaturas más poderosas de toda Sosaria... - Dijo el chico con miedo a ofender a su beodo héroe.

    - ¿Me estás increpando? Mira que te iba a llevar a un refugio cercano montado en Kachopo…

    - No, no, perdón es que...

    - Toma una cerveza, anda. - dijo Kogorzo interrumpiéndole y sacando una botella de su carcaj.

    - No, gracias, en verdad...

    - ¿Me estás increpando de nuevo?

    A lo que el joven, agotado y sin recursos mentales ni fáticos respondió aceptando la caliente cerveza, que bebió con la misma repulsión que acostumbraba cuando su abuela Kimera le daba aquellos rosáceos antídotos durante su infancia. Montó en Kachopo, que rugió de una forma que interpretó amistosa y nada más terminarse el brebaje cayó en un estado de somnolencia con la justa vigilia para mantener el equilibrio y no caerse de los lomos del animal.

    Una fina y dulce voz lo despertó. Rodeado de luces, creyó encontrarse al fin ante un nuevo día en el cual recordar sus vivencias como un mal sueño fruto de la bebida del día anterior. No fue así. Tras el silencio de la suave voz, pudo distinguir la voz de Kogorzo pronunciando su mantra en respuesta:

    - ¿Me estás increpando? – Mientras se oía el sonido de las botellas vacías chocando en el interior de su carcaj al rebuscar en él alguna que contuviese una caliente cerveza.

    Al instante distinguió que su aterciopelada cama se trataba de Kachopo y de que la luz que incidía en sus pupilas no era la del sol, sino la de las antorchas del refugio donde se encontraban. Se incorporó, bajó de Kachopo y se dirigió a los dos personajes.

    - ¿Es cierto que intentas amaestrar un wyrm? - Preguntó el desconocido.

    -Sí- Respondió.

    -Eso no es posible. Los wyrm no se doman- Respondió con un tono hosco que no correspondía en absoluto con la ternura de su voz.

    -Eso le he dicho yo- Dijo Kogorzo.

    -Los wyrm se crían- Matizó el anfitrión, haciéndose el interesante- Ahora descansa, mañana nos vamos de excursión.

    - Buenas noches – Dijeron Kogorzo y el joven.

    - Lo serán para vosotros- Respondió de nuevo el hombre, con su amable voz.

    A la mañana siguiente, el joven despertó completamente enérgico, pero decidido a volver a su hogar tras la serie de altercados ocurridos la noche anterior. Bajó a la planta baja del refugio donde Kogorzo y el extraño que los acogió lo esperaban con unos garbanzos para desayunar. El joven los miró con cierta cara de asco.

    -Son del huerto del gran Yggdrasil, no pongas esa cara. Conseguir un wyrm te va a requerir mucha energía.

    Sin hacer pregunta alguna, se sentó a la mesa y comió sus nutritivos garbanzos matutinos haciéndose un insípido silencio entre los tres protagonistas, que en cierto momento decidió romper:

    -Para criar un wyrm, ¿hace falta conseguir un huevo de wyrm?

    -Así es.

    -Y… ¿De dónde voy a sacar uno?

    -Pues de un nido de wyrm.

    Se volvió a instaurar un silencio hegemónico entre los tres personajes, cuando de repente el hasta entonces extraño, con inexplicable hartazgo, espetó:

    - Deja de rumiar esos garbanzos. Nos vamos.

    Tras tres leguas de ruta por indescriptibles parajes de Tierras Perdidas, la considerable melopea alcanzada por Kogorzo durante el trayecto y la infinidad de preguntas no respondidas por el extraño llegaron a una pequeña colina cercada por escarpadas rocas que no parecían situarse ahí por obra de agentes ni geológicos ni meteorológicos. El extraño desapareció entre ellas, volviendo al rato con un enorme huevo blanco nacarado.

    -Aquí tienes.

    - ¿Y ya? ¿Esto es todo? - Preguntó el joven sin comprender nada.

    - No, joven Fictisio, esto no es todo.- Dijo, revelando la identidad del joven, cuando éste había evitado en todo momento reconocerla ante él. - ¿Acaso sabes cuál es el período de gestación de una hembra wyrm? Años, muchos años. No recuerdo cuánto tiempo ha pasado desde que ayudé a un wyrm macho a engendrar este huevo en la panza de esta wyrm hembra, ni recuerdo por qué lo hice. Los wyrm son seres complicados incluso para con sus afines. El arte de ser mamporrero de wyrm no es nada sencillo, sus penes alcanzan la longitud de tu estatura y las hembras escupen fuego por sus genitales. Y yo, sin esperar nada a cambio, lo hice. Hice lo que consideraba mi deber. Nadie me pagó por ello. He esperado todo este tiempo trabajando, en silencio, acogiendo en mi seno a desconocidos desagradecidos. Del sur. Del norte. De oriente. De poniente. No soy capaz de daros las buenas noches porque no conozco ni las buenas noches ni los buenos días. Yo no rezo, como vosotros. Yo obro. Y aunque recéis y blasfeméis a deidades superiores, solo yo, mamporrero de wyrm, pastor de hidras y padrino de bastardos, os concedo lo más cercano a lo que deseáis. Me cuesta toda una vida proporcionaros el huevo, solo pido que crieis al wyrm y no lo dejéis morir. Pero siempre muere, y siempre volvéis, hasta que llegue el día en que no queden más huevos. Soñáis con la “impecable fórmula” de conseguir este wyrm, y luego olvidáis que tiempo atrás ya fue vuestro. Los dioses no existen. Y yo soy mortal. En vuestras manos queda.

    Acto seguido, y sin dar oportunidad a respuestas alguna, el extraño se transformó en una especie de mamífero cérvido de color azul eléctrico y desapareció sin dejar mayor ruido que el quedó en la confusa cabeza de sus dos oyentes.

    -No he entendido nada.- Dijo el joven.

    -Tal vez ese sea el problema.- Respondió finalmente Kogorzo.
    Última edición por Waris Ahluwalia; 03-Feb-2020 a las 04:03

  6. #6

    Fecha de ingreso
    February-2016
    Clan
    Sin Clan
    Nacimiento
    Haven
    Edad
    30
    Mensajes
    1.307
    Reputacion: 11
    Poder de reputación
    10

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Desperté algo confuso en el suelo, fueron la vegetación de la zona y el hecho de poder divisar mi embarcación en la cercana costa lo que marcó los indicios de dónde podía encontrarme.
    En ese momento retomé mi montura, pues las fuertes contusiones señalaban que podía haber caído de ella y me dirigí al centro de la isla. Efectivamente, no cabía duda de que la impresionante estructura de mármol que se alzaba ante mis ojos era el cobijo de Medusa y de que tenía suerte de no ser una estatua más de las que decoraban ese jardín.
    Se trataba de la isla en la que habitaba tan extraño ser mitológico del que se contaban innumerables historias de desenlaces tales como para no cuestionarlas en un arrebato de curiosidad.
    Casualmente, no muy lejos de ahí se encontraban las escaleras que conducían a una zona incierta del mapa, todo un mundo desconocido a la par que atractivo para cualquier aventurero.
    Supongo que las tierras perdidas eran mi destino, así que puse rumbo a ellas pero, espera…

    Poco tardé en percatarme de que no estaba solo en aquella isla, un despiadado asesino apareció de entre las sombras con la clara intención de darme caza y yo no estaba preparado para la lucha, de hecho, nunca lo he estado, así que mi única opción era la de correr mientras mantenía la esperanza de que se me ocurriera alguna artimaña para deshacerme del acosador y… así fue

    Aunque, sin querer confiarme ni echar la vista atrás, continué mi marcha a ritmo acelerado con el único objetivo de distanciarme lo suficiente como para que pensara que había escapado a su alcance y era absurdo seguir corriendo.

    Orgulloso de mi nueva adquisición, el flamante equino pronto me alejó del peligro y, tras cruzar varios ríos, me topé con la muerte montada en un escarabajo gigante, por increíble que parezca y a pesar de que guarde un difuso recuerdo de los hechos, se trataba de toda una eminencia entre los bardos y domadores de dragones del lugar, cuyo nombre no lograba recordar.

    En cuanto le vi supe que era a él a quien buscaba, pues estaba acabando con la vida de un wyrm salvaje con suma facilidad, perplejo, me acerqué a él para preguntarle por esas maravillosas bestias, sobre su adquisición y los conocimientos básicos que debiera asumir.

    - Bonito caballo -me dijo al verme acercándome-
    - Me hice con él ayer mismo -repliqué, orgulloso de mi hazaña-. Te estaba buscando

    Una sonrisa se esbozó en su rostro y, acto seguido, empezó a caminar alejándose del cadáver del dragón al que había matado. En ese momento decidí seguirle, parecía que quería escucharme.
    Breve y conciso, me presentó el huevo sabiendo ya cuales eran mis intenciones

    - Aquí lo tienes, no eres el primero que viene en busca de uno de éstos
    - Gra.. gracias.. –Me sorprendió la facilidad con la que se deshizo de él- y es que, tal y como contaba, la caza de wyrms era su práctica habitual y de huevos estaban llenos los nidos que frecuentaba. También le parecía increíble el elevado precio de éstos en el mercado y se mostraba decidido a facilitárselos a todos aquellos que los necesitaran, es más, me habló de un concurso de relatos que acababa de organizar como excusa para repartir los últimos ejemplares que había adquirido.

    - La gente los llama “familiares”, a mi me gusta ser más concreto, acaba de nacer tu hijo

    Cascó el huevo ante mis ojos, como si de una tortilla se tratara al mismo tiempo que una de las harpías de la zona venía a buscar venganza, excusa más que suficiente para poner a prueba mi reciente adquisición.

    - “All kill”, “all kill”… Por más que intentara dar las mejores órdenes en cada momento, esa criatura hacía lo que no había visto en ninguna, trataba de conjurar hechizos completamente inofensivos a la vez que recibía contundentes golpes de la bestia alada que consiguieron acabar con la vida de mi pequeño.

    En ese momento la harpía desapareció como si ya hubiera cumplido con su cometido mientras la muerte contemplaba a carcajadas la escena de un chico atemorizado y que poco lograba comprender de aquella situación junto al cuerpo inanimado de un wyrm que había sufrido las consecuencias, entonces procedió:

    - A ver, novato. Pensaba que tenías algún conocimiento acerca del arte, esto no se limita a dar órdenes sin sentido:
    1. A este dragón lo tienes que matar mucho desde que nace, se que no tiene sentido, pero es la única manera de que olvide sus conocimientos, un dragón que domine la magia no es un buen dragón.
    2. ¿Te has interesado por la veterinaria y el conocimiento animal? El dominio en la doma no es suficiente, necesitarás que obedezca a tus órdenes e incluso asistirle durante el combate.
    3. ¿Y con la pandereta qué tal te desenvuelves? Tocarla es una manera de motivar a la fiera.
    4. También es importante que controles la magia, algunos conjuros beneficiarán a tu animal.
    5. Toma este orbe, supongo que no tienes, te servirá para salir de apuros, petrificar al contrincante y echar a correr a la voz de “all come”.
    6. No vayas a luchar enseguida, necesitarás entrenarlo, que crezca y aumente en habilidades, en la llanura de Minoc hay un recinto destinado a ello.
    7. 8. 9. …

    Le siguió un largo discurso repleto de consejos que escuché con atención e intenté retener, pero con tanto argumento logró despistarme y en un breve momento de reflexión nos percatamos de que el wyrm ya no estaba ahí, entonces aprovechó para explicarme también que el alma de estas bestias viajaba a la mazmorra de la isla helada, a donde debería ir para devolver a la vida a mi criatura. De esta manera el menester zanjó nuestra conversación y con un alentador deseo de suerte se apartó de mi camino difuminándose en el horizonte.




    Se trataba de una historia demasiado elaborada para resultar producto de mi imaginación, cargada de cantidad de conocimientos que, seguro, escapan a mi subconsciente.
    Pero quizá el desenlace no es tal y cómo lo cuento, pues sin saber cómo ahí me encontraba, muerto en el curandero de la zona, todo apuntaba a que mis artimañas no funcionaron contra el sicario que se había salido con la suya y que yo, lejos de haber vivido una trepidante aventura, había estado dando vueltas a un curandero que no quería atenderme.

    [ “SAY SOMETHING, I’M GIVING UP ON YOU”] https://www.youtube.com/watch?v=L1bNj8IWpgM
    Última edición por Baeson; 08-Feb-2020 a las 01:25

  7. #7
    Avatar de patronun
    Fecha de ingreso
    July-2016
    Ubicación
    Cove
    Clan
    Tamers Legacy
    Facción
    Corsario
    Nacimiento
    Serpent´s Hold
    Edad
    22
    Mensajes
    264
    Reputacion: 31
    Poder de reputación
    6

    Re: Memorias de un domador, capÃ*tulo 3.

    Muchas gracias a los participantes y a todos por el apoyo.


    Primer puesto: Baeson

    Segundo Puesto: Waris Ahluwalia

    Tercer puesto: Karmaa



    Escribidme por privado para recoger vuestro premio.


    próximamente más!!!!!
    " DISEE.. pacooo... eL NiÑo GueY brinda por ustedes..

Temas similares

  1. Domador
    Por Toxiic Floow en el foro Sugerencias
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 29-Jan-2016, 18:11
  2. *COMPRO* ps de domador y veterinaria!
    Por urza en el foro Mercadillo
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 01-Nov-2014, 18:57
  3. Memorias que llegan por mail..
    Por fallen_crow en el foro Wazaaa
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19-Feb-2012, 03:48
  4. Domador en general
    Por Kalami en el foro Dudas y Preguntas
    Respuestas: 22
    Último mensaje: 12-May-2010, 17:50
  5. Primeras Memorias del Vastago de la Serpiente.
    Por Donnohan en el foro Relatos
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19-Aug-2008, 19:47

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
YoutubeFbChat IRCTwit